¡Ábranse los cielos y llueva de lo alto bienhechor rocío como riego santo! ¡Ven hermoso Niño, ven Dios humanado! ¡Luce, Dios estrella! ¡Brota, flor del campo! Ven a nuestras…  


.

 

Domingo 3º del Tiempo Ordinario

 Ciclo A

Enero 22 – 2023

 


 

PRIMERA LECTURA

 

 

Lectura del libro de Isaías (8,23b–9,3):

 

En otro tiempo, humilló el Señor la tierra de Zabulón y la tierra de Neftalí, pero luego ha llenado de gloria el camino del mar, el otro lado del Jordán, Galilea de los gentiles.
El pueblo que caminaba en tinieblas vio una luz grande; habitaba en tierra y sombras de muerte, y una luz les brilló.
Acreciste la alegría, aumentaste el gozo;
se gozan en tu presencia, como gozan al segar, como se alegran al repartirse el botín.
Porque la vara del opresor, el yugo de su carga, el bastón de su hombro, los quebrantaste como el día de Madián.

 

Palabra de Dios.

\..


 

SALMO RESPONSORIAL

 

El Señor es mi luz y mi salvación

El Señor es mi luz y mi salvación,
¿a quién temeré?
El Señor es la defensa de mi vida,
¿quién me hará temblar? 

El Señor es mi luz y mi salvación

Una cosa pido al Señor,
eso buscaré:
habitar en la casa del Señor
por los días de mi vida;
gozar de la dulzura del Señor,
contemplando su templo. 

El Señor es mi luz y mi salvación

 Espero gozar de la dicha del Señor
en el país de la vida.
Espera en el Señor, sé valiente,
ten ánimo, espera en el Señor. 

El Señor es mi luz y mi salvación

 


 

   SEGUNDA LECTURA

 

Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los Corintios (1,10-13.17):

Les ruego, hermanos, en nombre de nuestro Señor Jesucristo, que digáis todos lo mismo y que no haya divisiones entre vosotros. Estad bien unidos con un mismo pensar y un mismo sentir.
Pues, hermanos, me he enterado por los de Cloe de que hay discordias entre vosotros. Y os digo esto porque cada cual anda diciendo: «Yo soy de Pablo, yo soy de Apolo, yo soy de Cefas, yo soy de Cristo».
¿Está dividido Cristo? ¿Fue crucificado Pablo por vosotros? ¿Fuisteis bautizados en nombre de Pablo?
Pues no me envió Cristo a bautizar, sino a anunciar el Evangelio, y no con sabiduría de palabras, para no hacer ineficaz la cruz de Cristo.

 

Palabra de Dios.


EVANGELIO

 

Lectura del santo evangelio según san Mateo (4,12-23):

AL enterarse Jesús de que habían arrestado a Juan se retirá a Galilea. Dejando Nazaret se estableció en Cafarnaún, junto al mar, en el territorio de Zabulón y Neftalí, para que se cumpliera lo dicho por medio del profeta Isaías: «Tierra de Zabulón y tierra de Neftalí, camino del mar, al otro lado del Jordán, Galilea de los gentiles.
El pueblo que habitaba en tinieblas vio una luz grande; a los que habitaban en tierra y sombras de muerte, una luz les brilló».
Desde entonces comenzó Jesús a predicar diciendo: «Convertíos,porque está cerca el reino de los cielos».
Paseando junto al mar de Galilea vio a dos hermanos, a Simón, llamado Pedro, y a Andrés, que estaban echando la red en el mar, pues eran pescadores.
Les dijo: «Venid en pos de mí y os haré pescadores de hombres».
Inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron.
Y pasando adelante vio a otros dos hermanos, a Santiago, hijo de Zebedeo, y a Juan, su hermano, que estaban en la barca repasando las redes con Zebedeo, su padre, y los llamó.
Inmediatamente dejaron la barca y a su padre y lo siguieron.
Jesús recorría toda Galilea enseñando en sus sinagogas, proclamando el evangelio del reino y curando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo.

 

Palabra de Dios


 

REFLEXIÓN 

Pescar: ayudar a los demás a llegar a
ser discípulos verdaderos de Jesucristo

Mateo 4, 12-23

 

 

Estar aquí, en esta tarea,
con Él y salir a intentarlo,
es el núcleo de la vocación cristiana
¡ y a veces hasta pescas!

Félix Revilla, sj

 

La destreza del pescador es extraordinaria. Sus empeños serían inútiles sin una buena red que esté limpia, remendada y en buen estado. “Los pescadores experimentados saben que su éxito depende de la integridad de sus redes, y que la pesca eficaz y productiva no comienza hasta después de haberlas inspeccionado y encontrado en buenas condiciones”.

Los discípulos, “Ellos eran pescadores”. Simón y Andrés poseían redes, y daban trabajo a otros; sabían bien su oficio, limpiaban sus redes, las remendaban, sinónimo de cuidado y éxito de la misión. Jesús que intuye esta habilidad, los llama para sumarlos a la misión del reino. Ellos, los llamados dejan todo para seguir a Jesús, La persona y el llamado de Jesús era tan irresistible, que tomaron la decisión sin necesidad de prepararse, solo con la experiencia que tenían, pues, construir el reino necesita pericia. Hay un reino por construir, el cual solo se hace con trasnochos, desvelos, remiendos, y redes resistentes a los embates de la vida.

Por ello ¿Qué significa llegar a ser pescadores de hombres? Con Sus sencillas palabras de invitación a los primeros apóstoles, Jesús introdujo lo que llegaría a ser su forma de enseñar habitual tan poderosa: por medio de parábolas. Él sabía que aquellos a quienes había llamado para que lo siguieran entenderían, hasta cierto punto, lo que quiso decir con las palabras “pescadores de hombres”. (Scott D. Whiting)

Un pescador de hombres es una persona llamada para ayudar a los demás a llegar a ser “discípulos verdaderos de Jesucristo”. Para hacer esto, los llamados primero se esfuerzan por ser discípulos fieles del del mensaje que se les confía, viviendo cada día de tal modo en la presencia del maestro. Solo entonces, pueden ayudar a los demás a desarrollar firmes testimonios y a acercarse más a la propuesta de Jesús. Cabe decir que, en el aprendizaje para llegar a ser pescador de hombres, “subyace la intención de rescatar al ser humano de las situaciones que lo deshumanizan”.

En el llamado de Jesús “nos encontramos con un Dios que despierta nuestra responsabilidad para no desentendernos de los demás… hemos de contribuir a una vida más digna y dichosa para todos pensando sobre todo en los más necesitados e indefensos” (Pagola). Por lo tanto, solo el que sigue a Jesús se coloca en la verdadera perspectiva para entender y vivir la experiencia del seguimiento de forma auténtica. Seguimiento donde lo importante es Estar aquí, en esta tarea, con Él y salir a intentarlo, es el núcleo de la vocación cristiana, y, por suerte, ¡y a veces hasta pescas! (Félix Revilla, sj)

 

Fray Hernán sevillano C

 

.

GOZOS A LA VIRGEN DEL CARMEN    GOZOS A LA VIRGEN DEL CARMEN