Revista Vida Espiritual

Fundación

En los Carmelitas Descalzos de Colombia se sentía el vació de un órgano de difusión de espiritualidad católica en América Meridional, algo específico del Carmelo Teresiano.
Ya para entonces con ocasión del IV Centenario de la Reforma Teresiana en  1962, el general P. Anastasio del Santísimo Rosario (Ballestrero) impulsaba durante sus dos sexenios de gobierno diversas actividades de espiritualidad, ciencia que por entonces comenzaba a preocupar con algunas iniciativas en diversos sectores de la Iglesia, y que eran una llamada de atención al Carmelo que había mantenido una línea constante de promoción de la vida espiritual en su centenaria historia desde sus fundadores los príncipes de la mística, Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz.
Cuando el P. Gregorio de Jesús Crucificado (Ruilope), provincial de San Joaquín de Navarra, España, vino a Colombia a girar la visita canónica a los conventos de su jurisdicción en noviembre de 1961, debió idear la fundación de una revista al calor de las conversaciones con algunos religiosos, sin que trascendiera el proyecto de los demás.
En enero de 1962 regresó a Colombia con el definidor a ejecutar el decreto de división de los conventos de Colombia en dos secciones con el nombre de Delegaciones.

Nada se supo por entonces del proyecto de una revista de espiritualidad con amplia divulgación, cuando sorpresivamente y sin comunicar nada a las comunidades de Colombia le enviaron al P. Rafael Mejía Maya (en religión Eugenio de la Sagrada Familia) desde Cali la patente de primer director de la mencionada revista, sin dar ningún detalle sobre su dirección y administración; la firmaba el P. Gregorio. La fecha de fundación es el 24 de febrero de 1962. La aprobación, sin embargo, del General de la Orden P. Anastasio del Santísimo Rosario (Ballestrero) data del 15 de mayo de 1962.
El P. Rafael, conventual entonces de Villa de Leyva, tuvo que trasladarse a Bogotá el 23 de junio de 1964 para desde el convento de San Pío X dirigir y administrar la revista.
Con seiscientos pesos que recibió del delegado provincial P. Marino de Cristo Rey, con la ayuda de unos seglares, se lanzó el primer número, correspondiente a los meses de septiembre- diciembre de 1962, anunciando así su frecuencia cuatrimestral.

 Características

Vida Espiritual no ha pretendido nunca ser de carácter científico ni propiamente popular, se ha caracterizado como se decía entonces de alta espiritualidad, destinada por tanto a un público culto que busca ahondar en su vida cristiana, con bases más sólidas sobre la interioridad donde se cultivan las virtudes cristianas en un dialogo permanente con Dios. La Iglesia aspira a vivir hoy más que nunca vivir el cristianismo en sus más puras esencias, y para ello hay que saber jerarquizar los valores espirituales a través de las fuentes de revelación y del magisterio eclesiástico, al propio tiempo que servirse de las ciencias humanas como la psicología y la historia. Las virtudes cristianas.
La revista tuvo muy buena aceptación no solo en Colombia, sino también en el extranjero, principalmente en los países de América Meridional, particularmente en Brasil. Desde el principio se editaban 500 ejemplares y al retirarse de la dirección el fundador las suscripciones eran un poco más de 1.200, con una tirada de 1500 ejemplares.
Las suscripciones se extendieron a la mayor parte de los países suramericanos, algunas a Centroamérica y el Caribe. Fueron aumentando lentamente hasta tener 1200 suscriptores. A países de Europa como España, Francia e Italia  llegaba en canje con revistas de su mismo género, contactadas personalmente por el director P. Rafael Eugenio durante sus estudios de espiritualidad en el Teresianum de Roma y sobre todo en su viaje por Portugal, España, Francia y Bélgica.
VIDA ESPIRITUAL era la primera revista en su género para la América Meridional, no obstante existir diversas publicaciones de tipo religioso, destinadas a estimular los sentimientos religiosos, más devocionales que otra cosa.
La Revista vida espiritual, es un medio de evangelización de nuestra Provincia de Carmelitas Descalzos de Colombia. Tiene una circulación trimestral y su objetivo es dar a conocer la riqueza de nuestro carisma a través de temas espirituales que ayuden al crecimiento en la fe. 

Vida Espiritual 172  Vida Espiritual 173 Vida Espiritual 174  Vida Espiritual 175  Vida Espiritual 176
VIDA Espiritual 178

 

 

Hospedería Duruelo

La Hospedería y centro de convenciones Duruelo, es una obra provincial que abrió sus puertas el 20 de julio de 1973, por los Padres Carmelitas Descalzos en liderazgo de los frailes Rafael Mejía y Hernando Uribe, evocando las casas antiguas conjuntas a los viejos monasterios donde los peregrinos posaban para descansar y recibir asistencia espiritual. Durante estos años la Hospedería ha logrado todo un proceso de crecimiento que se evidencia en la experiencia de servicio de sus colaboradores y una continua remodelación de sus instalaciones. Hoy Hospedería Duruelo es capaz de recordar la importancia histórica del lugar, con un sentido moderno de turismo y servicio hotelero que le brinda a los visitantes comodidad y elegancia al estilo republicano enmarcado en la belleza y el encanto colonial de Villa de Leyva.

DIRECCIÓN
Carrera 3 # 12-88
Telefono: (1) 2881488

Villa de Leyva (Boyacá - COLOMBIA)

 

PARAS MÁS INFORMACIÓN CONTÁCTANOS

PAGINA WEB HOSPEDERÍA DURUELO

 

 

Museo del Carmen - Villa de Leyva

El museo del Carmen fue fundado el 16 de octubre de 1971, por el P. Rafael Mejía Maya O.C.D. con el propósito de hacer accesible al público los tesoros artísticos que dan testimonio de la fe y de la historia del Carmelo en Colombia, reavivando los sentimientos religiosos de los visitantes, conjugando admiración y veneración.

Las obras corresponden a diversas épocas, a partir del primer cuarto del siglo XVII, el más rico periodo en nuestro país en arte colonial, hasta el primer cuarto del siglo XX. En su mayoría son obras anónimas y proceden de los conventos de la Orden de Carmelitas Descalzos y de los monasterios de las Carmelitas Descalzas de Colombia.

El museo consta de seis salas a saber, sala carmelitana conteniendo lienzos, tallas y libros del Carmelo Teresiano, es decir, de la reforma de la Orden del Carmen, llevada a cabo por Santa Teresa de Jesús, de la mano de San Juan de la Cruz en la segunda Mitad del siglo XVI.

Se continúa luego a la sala Dedicada a la Virgen María, patrona de la Orden del Carmen. Pinturas al óleo – algunas sobre cobre o latón - Estatuas de diversa factura y objetos que dan testimonio de la piedad mariana profesada en los claustros carmelitanos. Luego se llega a la sala de la Pasión, con óleos, tallas, marcos y objetos relacionados con la pasión, muerte y Resurrección de Cristo. En la sala llamada “De los crucifijos” encontramos una bella colección de Cristos crucificados de diversas escuelas artísticas de los siglos XVII al XIX. Tallas en madera y otros materiales más. Además hermosas vitrinas con tallas de Jesús infante, pergaminos y libros de considerable antigüedad. Para terminar, encontramos la sala del Triunfo o Apoteosis con un cuadro del maestro Ricardo Acevedo Bernal, óleos con temas referentes a otras órdenes religiosas, objetos litúrgicos y la puerta que da acceso al bello patio estilo español que hace centro para todo el museo.

Actualmente el Museo está bajo el cuidado de la Hospedería Duruelo.

Contacto: museodelcarmen@duruelo.com.co
                          

 

Archivo Provincial

Archivo Provincial “Padre Bernardo Restrepo Giraldo O.C.D.”

El Archivo Provincial Santa Teresita del Niño Jesús, de Colombia, inició hace unos 60 años, como un trabajo estrictamente personal y privado, con el único fin de rescatar para el futuro algunos recuerdos, estampándolos sobre el papel, antes de que el correr inexorable de los años los borrara de la mente, como efectivamente ha ocurrido y ocurre en la actualidad.

Ese carácter de trabajo privado, nunca destinado a la publicidad, explica el tono personal de las primeras líneas, ya que el autor no encontró manera más apta para narrar los hechos sin mencionar el nombre de quien los narraba.

Esa intención de privacidad permanece vigente, sin que la contradiga el hecho de imprimir hoy tres o cuatro fotocopias que harán parte de un libro, colección de viejos documentos, que dormirá plácidamente en los anaqueles de alguna biblioteca conventual.

El autor se dará por muy buen servido si alguna aprovecha cualquiera de estos datos para enriquecer la historia de nuestra Provincia, que está por escribirse, y que ojalá encuentre cuanto antes al candidato que se le mida a tan ardua empresa, con el auxilio de Dios. El archivo está a cargo del Superior Provincial y del Padre Rafael Mejía, quienes son los encargados de velar por el cuidado de dicha obra.

Fundación Santa Teresa de Ávila

La Orden de Carmelitas Descalzos, en la Provincia de Colombia ha tenido dentro de sus objetivos el desarrollo efectivo de una pastoral Social, que en diferentes etapas y con nuestros frailes ha generado una actitud de servicio social concretado en acciones diversas por la cual, la Iglesia se hace presente en la sociedad, para orientar y promover el desarrollo integral del hombre de acuerdo a los principios evangélicos, (salir del egoísmo humano para trabajar por aquellos sectores humanos que más necesitan de la experiencia cristiana).

Fundación Santa Teresa de Ávila - La Ciudad de Dios

La Fundación Santa Teresa de Ávila tiene dos pilares fundamentales: la experiencia mística y profética. "Ha creado las Ciudades de Dios" como escuelas de espiritualidad, lugares donde se ora y aprende a orar. Son un signo del Evangelio actualizado, vivido hoy. La oración se transforma en obras, como nos lo pide nuestra madre Teresa de Jesús. Cada Ciudad de Dios tiene el sello inconfundible de la experiencia orante, la cual se encarna y proyecta en una obra social, de acuerdo a las necesidades del lugar donde se ubica y el carisma de la comunidad religiosa que la asiste y hace las veces de corazón y motor dinamizador de esa Ciudad de Dios. Hasta el presente son 23 Ciudades de Dios que se han plantado en el territorio colombiano, en los lugares más olvidados y marginados del país como: Sonsón, Norcasia, Barbacoas, Villa de Leyva, Bogotá, Guateque, La Gloria, entre otros.

Nuestra experiencia Teresiana sigue creciendo de la mano de Dios y cada día estamos ayudando a más gente necesitada. Como nuevo fruto del Espíritu Santo ha nacido con la aprobación de la Diócesis de Chiquinquirá la "ASOCIACIÓN DE FIELES CARMELITAS DE SAN JOSÉ", un espacio para que Laicos comprometidos consagren su vida al Señor, desde una experiencia de oración, amor y servicio.

El Señor que ha comenzado esta buena obra, la lleve a feliz término.

Dirección: Vereda Centro, Villa de Leyva (Boyacá)
Teléfonos: +57 (8) 732 14 33 – 732 18 00

CONTÁCTANOS

FUNDACIÓN SANTA TERESA DE ÁVILA

Pastoral Social Cerro Pico

La Orden de Carmelitas Descalzos, en la Provincia de Colombia ha tenido dentro de sus objetivos el desarrollo efectivo de una pastoral Social, que en diferentes etapas y con nuestros frailes ha generado una actitud de servicio social concretado en acciones diversas por la cual, la Iglesia se hace presente en la sociedad, para orientar y promover el desarrollo integral del hombre de acuerdo a los principios evangélicos, (salir del egoísmo humano para trabajar por aquellos sectores humanos que más necesitan de la experiencia cristiana).

Pastoral social Cerro Pico Cúcuta (Norte de Santander)

Actualmente bajo la supervisión de los frailes carmelitas de la Parroquia Nuestra Señora del Carmen de la ciudad de Cúcuta y un grupo de laicos comprometidos con el trabajo social, se gestionan proyectos para el bienestar espiritual y material del sector El Progreso (Cerro Pico), que pertenece a la Parroquia de Antonia Santos. Específicamente allí se contribuye con la construcción y el mejoramiento de algunas casas, las más necesitadas del sector. Este trabajo social ha permitido vincular a muchos sectores de la ciudad de Cúcuta que ven en esta pastoral la posibilidad de encontrarse con Cristo pobre.
Se construyó una capilla dedicada a San Alberto Hurtado, en la que la comunidad se reúne para celebrar la Eucaristía. También se construyó una Casa de Oración bajo el patrocinio de San Juan de la Cruz, que brinda un espacio para los diferentes actividades con los grupos pastorales y donde los frailes difunden la espiritualidad carmelitana.

Casa Taller

Fue maravilloso comenzar a experimentar el cambio en la vida de muchos de los habitantes de la zona más peligrosa y rechazada del pueblo (Sonson. Antioquia). Algunas pocas mujeres lograron salir de la prostitución y fueron ubicadas en trabajos diferentes, generalmente en casas de familia. Las manifestaciones de fe de los habitantes de la Calzada era grande. En medio de su pobreza, lo único que poseían era su cuerpo como medio de subsistencia, muchos niños y la fe ciega en el Señor y la Virgen del Carmen que nunca los abandonaban. Tanto las mujeres como los niños eran fuertemente discriminados, llevando como un sello de maldición sobre sus vidas, rechazados por todos, especialmente por sus padres anónimos, muchos de ellos pertenecientes a la clase social representativa del pueblo, o campesinos que acudían al lugar los fines de semana cuando salían de sus veredas.

Como fruto de los encuentros de oración, surge un anhelo en algunas de las mujeres del sector de buscar alguna posibilidad de subsistencia diferente, que les propiciara un futuro mejor para ellas y sus hijos y aliviara el peso de sus vidas sometidas permanentemente a humillaciones y abusos, simplemente por no tener otra alternativa de subsistencia, dada su realidad de analfabetismo, esclavitud y baja autoestima a la que durante toda la vida, desde niñas, habían sido sometidas por haber tenido la desgracia de nacer en un lugar como ese, en medio de la prostitución y drogadicción, de tal manera que ellas nunca tuvieron la oportunidad de optar por una vida diferente.

Buscando dar respuesta a esta iniciativa, se pide ayuda a algunas instituciones tales como CORFAS, SENA Y VAMOS MUJER. Rocío Gómez, sonsoneña de origen, había trabajado en la “Corporación Vamos Mujer”, y regresaba a Sonsón para intentar ayudar a las personas más vulnerables. Se conoce con el P. José Arcesio y, desde ese primer encuentro, decidieron trabajar juntos en bien de los habitantes de la zona de prostitución. Creando asì la Corporación Casa Taller para la mujer y el niño, en el año de 1989.