La Promoción Vocacional es un tiempo de gracia en el cual el joven se abre a la propuesta vocacional, a conocer nuestro estilo de vida religiosa y nuestro carisma en la Iglesia. Es un primer acercamiento a nuestras comunidades (parroquias, conventos, casas de espiritualidad o de oración) o a los centros de pastoral vocacional (casas de formación) para iniciar el proceso de acompañamiento vocacional. Es el tiempo propicio para que el joven con inquietud vocacional descubra, discierna y cultive la semilla del llamado que Dios le hace a seguirle en su Iglesia como religioso carmelita descalzo.

Todo este proceso se realiza mediante el acompañamiento personalizado del promotor vocacional o del equipo de Promoción Vocacional (PROVOCAR) y de cuatro encuentros vocacionales que se efectúan a lo largo del año. Estos encuentros se desarrollan de la siguiente manera:

1. Convivencia Nacional de Semana Santa “Convocados por el amor de Cristo”. De Miércoles Santo a Domingo de Resurrección. No existe mejor inicio del itinerario vocacional que la comprensión profunda del misterio pascual como el acontecimiento esencial de nuestra salvación. Reconocer el infinito amor que Dios Padre nos tiene, al brindarnos a su propio Hijo como camino de redención, es el punto de partida de toda autentica respuesta vocacional.

2. Convivencia Regional de Pentecostés “Llama de amor viva”. En el marco de la celebración de la solemnidad de Pentecostés en los meses de Mayo-Junio. Definiremos aquí por qué es el Espíritu Santo quien motiva, alienta y sostiene el llamado de Dios a seguirle, amarle y servirle en su Iglesia.

3. Convivencia Nacional “A zaga de tu Huella” que se realiza en agosto. El nombre corresponde a un verso del poema Cántico Espiritual de San Juan de la Cruz, que habla del alma que ha caído en la cuenta del amor de Dios, y que lo busca a través de las huellas que Él mismo dejó marcadas en su interior. Te invitamos a que por medio de esta convivencia, sigas buscando a Jesús, sin desfallecer, porque en Él encontrarás lo que ansía tu alma: “la huella es rastro de aquel cuya es la huella, por la cual se va rastreando y buscando quien la hizo. La suavidad y noticia que da Dios de sí al alma que le busca, es rastro y huella por donde se va conociendo y buscando a Dios. Pero dice aquí el alma al Verbo su Esposo: A zaga de tu huella, esto es, tras el rastro de suavidad que de ti les imprimes e infundes y olor que de ti derramas”.  

En la convivencia intentamos brindar los elementos necesarios para discernir acerca de las principales preguntas vocacionales: ¿Quién sigue? ¿A quién se sigue? ¿Para qué se sigue? ¿Cómo se sigue? La Vida Religiosa.

4. Convivencia Nacional del mes Teresiano de Octubre “Solo Dios Basta”. Se realiza en el mes de octubre, en el marco de la celebración de la solemnidad de nuestra santa madre Teresa de Jesús. Esta convivencia, es la última del proceso vocacional, en el que se escogen los candidatos a ingresar en el primer año de formación en el Aspirantado. Tiene como objetivo principal la presentación de nuestro carisma y misión dentro de la Iglesia, a través de la vida, obra y doctrina de nuestros santos Teresa de Jesús, Juan de la Cruz y  Santa Teresita del Niño Jesús. Ahondamos de manera especial en dar a conocer nuestra espiritualidad, marcada profundamente por la Virgen María, Reina y hermosura del Carmelo.

 

 

 HISTORIA DE VIDA - INDICACIONES 2018


CONTÁCTANOS

 


Email
: provocarcolombia@outlook.com   


OCD SOCIAL 

 

 

Amigos OCD