"NADA TE TURBE,
NADA TE ESPANTE,
TODO SE PASA,
DIOS NO SE MUDA,
LA PACIENCIA
TODO LO ALCANZA.
QUIEN A DIOS
TIENE LE FALTA
SOLO DIOS BASTA''

''¿Adónde te escondiste,
Amado, y me dejaste con gemido?
Como el ciervo huiste
habiéndome herido;
salí tras ti clamando
y eras ido"

 

 


“Mi vida es un instante,

una efímera hora,
momento que se evade
y que huye veloz.
Para amarte, Dios mío,
en esta pobre tierra
no tengo más que un día:
¡sólo el día de hoy!’’

 

 

“Oh Dios mío, 
Trinidad a quien adoro,
ayúdame a olvidarme
totalmente de mí
para establecerme en Ti,
inmóvil y tranquilo,
como si ya mi alma
estuviera en la eternidad’’

 

"¡Oh, Jesús, yo te amo!      
A ti tiende mi alma.
Sé por un solo día  
mi dulce protección,
ven y reina en mi pecho,   
ábreme tu sonrisa
¡nada más que por hoy!"

 

 

El alma que tiene
su esperanza puesta
en Dios no tiene que temer,
porque todos los obstáculos,
las dificultades, Él las vence.

 

 

 

''Silencio eres José.

Silencio tu morada.

Silencio fue tu pan,

silencio tu jornada...''

       

Niño Jesús de Praga!
Amparadme.
Niño Jesús de Praga!
Socorredme.
Niño Jesús de Praga!
Bendíceme.

 

Ábreme, oh Jesús
tu Sagrado Corazón..., 
muéstrame sus encantos...,
úneme a El para siempre. 
Que todas las respiraciones
y palpitaciones de mi corazón, 
aún cuando esté durmiendo, 
te sirvan de testimonio de mi amor, 
y te digan sin cesar: 
¡Señor, te amo! 

                                                                                                                                                                                             

''VEN ESPÍRITU DIVINO, 
MANDA TU LUZ DESDE EL CIELO.
PADRE AMOROSO DEL POBRE, 
DON EN TUS DONES ESPLÉNDIDO;
LUZ QUE PENETRA LAS ALMAS, 
FUENTE DEL MAYOR CONSUELO''

 

Bendita sea tu pureza
Y eternamente lo sea,
Pues todo un Dios se recrea
En tan graciosa belleza.
A ti, celestial Princesa,

Virgen sagrada María,
Te ofrezco en este día
Alma, vida y corazón.
¡Mírame con compasión!
¡No me dejes, madre mía! Así sea.